La española Repsol abrirá más de 1.000 gasolineras en México

Por ConstruElectrico

La venta de gasolina en México ya tiene el sello español. La petrolera Repsol ha comenzado la venta de carburante en el país. Un plan de desembarco que contempla la apertura de 250 gasolineras por año hasta conseguir más de 1.180 puntos de venta, lo que supone un 10% del mercado mexicano, hasta ahora dominado por las gasolineras de la petrolera estatal Pemex. Para conseguir este objetivo, Repsol invertirá 8.000 millones de pesos (429,65 millones de dólares) en los próximos cinco años. El plan de desembarco de la mayor firma española del sector fue adelantado por EL PAÍS a principios de noviembre.

En el marco de la apertura de competición en la venta gasolinas en México, derivada de la reforma energética mexicana, la petrolera española pretende concluir 2018 con 200 estaciones de servicio en el país. María Victoria Zingoni, directora general de Downstream de Repsol, ha detallado que utilizarán la molécula que le vende Pemex, a la cual le adicionarán el aditivo de la compañía. Sin precisar fechas, la directiva ha enfatizado que están muy interesados en la importación de combustible, sin embargo, esto dependerá de qué tan pronto puedan participar en proyectos de infraestructura energética. “Nosotros queremos ser parte de ese proceso de liberalización (energético) que está llevando a cabo este país”, ha insistido la directora.
Zingoni ha precisado que un 20% del millar de gasolineras que operarán en México serán propiedad de Repsol, para el resto se asociarán con otras compañías. En una primera fase, estas gasolineras se localizarán en la Ciudad de México y luego se extenderán a otros Estados del país. Con esta cuota, México se convertirá en el país de América Latina de mayor importancia para Repsol, rebasando a Perú, donde cuentan con 440 puntos de venta. No obstante, España sigue siendo el mercado más prominente de la compañía con 3.500 gasolineras.

En un país asolado por el robo y la venta ilegal de combustible, Zingoni ha admitido que es un tema preocupante para la compañía. “Haremos todo lo que haya que hacer y nos pondremos a disposición de todas las autoridades para trabajar en forma conjunta para que el cliente tenga el mejor producto y en las mejores condiciones”, ha dicho.
Durante la inauguración de la primera estación de servicio, en el sur de la capital, el secretario de Energía en México (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, ha señalado que la apertura energética en el país ha significado la entrada de más de 30 marcas distintas de Pemex, lo que es equivalente a 2.500 puntos de venta, el 21% del mercado de venta de carburante en México. A la fecha se han expedido más de 200 permisos de importación de combustible, principalmente para el autoconsumo de las empresas. Solo unas tres autorizaciones han sido otorgadas para fines de comercialización, ha detallado el secretario de Energía. 

Con el inicio de operaciones, Repsol se suma a la nueva oferta en México de puntos de venta de gasolina que ya ofrecen otras petroleras como Exxon Mobil, Chevron, BP y Shell así como las mexicanas Oxxo y G500. Los nuevos competidores en el sector ya suponen un 21% de las 11.800 estaciones de servicio activas en México. Esto es prácticamente el mismo número de gasolineras que tiene España con casi el triple de población, de ahí que muchas grandes petroleras extranjeras —sobre todo estadounidenses— hayan puesto sus ojos en un mercado recién abierto a la competencia.

Comentarios

Inicia sesión para comentar!
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar